Monday, August 12, 2013

Bendito Amor.




Bendito Amor.

Cuando miro la luna por las noches
con un cielo lleno de estrellas,
ahi veo tu rostro,
ese que dibujado entre las nubes,
se ilumina aun más,
por el resplandor fluorescente
de tu terso pelo blanco,
ese que hace brillar más a la luna
con su encanto.

Y a través de ella, veo tus ojos…

Ojos que con su mirada tan dulce,
 me miman y me besan,
me sonríen y me abrazan.

Cuanta dulzura hay en ti,
y cuanto amor siento, porque a pesar
de la gran distancia entre nosotros,
aun y por siempre estás presente,
aun sigues ahí y cada día más,
con tu bendito amor ferviente
que mi alma siempre siente,
ella está presente.

Siempre caminó conmigo,
y yo también camine de su mano,
ella alivió mis dolores
y nunca a su lado tuve jamás temores,
me hizo fuerte, me enseño a ser valiente,
me colmo de besos y abrazos
me ayudo a sonreír a la vida,
me enseño también a no llorar
en el día de su partida.

Hoy, he visto tu rostro dibujado nuevamente
y sabes, me he puesto a llorar,
no pude contener la melancolía
y la gran tristeza de no tenerte cerca
y eso hace que mi corazón mas se envejezca,
porque ya no soy el mismo de antes,
ya no soy aquel niño, aquel chiquillo que tú abrazabas,
ahora soy grande y que te ama aun más.

Que hermosos recuerdos tengo de ti,
como aquel día cuando me caí
y tu sin pensarlo, corriendo saliste
para curar mis heridas, para acariciar mi frente, y
para decirme cuanto me querías,
y que tu sin mi, tal vez morirías.

Oh dulce rostro he visto nuevamente,
y será por siempre que lo recuerde,
porque eres por siempre y para siempre,
tu,  mi dulce y amorosa madre.

 La del cabello blanco,
la de los hilos de plata, la de la sonrisa hermosa,
tan hermosa, como una bella rosa.


La que amaré siempre aunque este lejos,
porque soy su hijo, que aunque no de sus entrañas,
supo darme todo el amor, ese amor sublime
y sin condición, que me levanto en sus brazos
y cuido de mí, y la que siempre me dice te quiero,
con una simple mirada al cielo.

Por eso eres tu, mi bendita madre,
la que dios mandó a mí como hermoso regalo
convertida en Ángel,
para darme siempre, amor y consuelo.

Todos los derechos reservados
a nombre de JORGE BANDA.
Copyright Agosto 12 2008-2013
Long Beach California USA.
(El angel de la melancolia)

Tuesday, November 20, 2012

Ataduras.



Ataduras.


Atado a tus sentimientos me encuentro,
sopesando cada tristeza tuya,
en medió de un cielo callado.

 Ya ni el sonido del viento escucho,
ni tampoco el brillo de tus ojos puedo ver,
porque  tan solo estoy atado,
y enamorado de tu querer.

Quiero ver la sonrisa que me gustaba,
 de esos labios que tanto quiero,
quiero sentir los abrazos de tu cuerpo,
y que me den el calor para sentirme libre,
libre, sin tus tristezas en mí sopeso.

Aquí estoy,
 solitario vagabundo sin tu luz,
donde solamente el brillo de la noche me cobija,
cual ermitaño entre cavernas,
al que nadie escucha.

Atado a tus sentimientos me encuentro,
enamorado de cada pedazo de ti,
viviendo mi vida cual tormento,
cuando no estas, cuando no te tengo.

Ven…

Libérame de una vez y para siempre,
porque no quiero morir sin que mis ojos puedan verte,
quiero seguir siendo para ti,
 el que te hizo suspirar,
y el que jamás te hizo llorar,
 ese que te lleno de besos,
ese que siempre, te supo amar…


Todos los derechos reservados
A nombre de JORGE BANDA.
Copyright Noviembre 20 2012.
Long Beach California USA
(El ángel de la melancolía)

Monday, February 28, 2011

Mis sueños.

Mis sueños.


Asi como tu me amas

sabes que asi me gusta,

porque tu suave cuerpo;

embriaga de dulzura mis sentidos

y los convierte en torrentes vivos,

de bellos suspiros ilusionados.

Asi como tu me amas

para mi es muy hermoso,

porque al tenerte entre mis brazos,

tu lo sabes, me llena de gozo.

Ese gozo que hace mucho tiempo

yo no habia sentido,

y que nunca, yo habia tenido.

Pero vida mia

encanto de toda mi ilusion,

concedeme tan solo un deseo,

dejame tu esencia por siempre

y quedate a mi lado,

para que asi yo pueda vivir junto a ti

como un alegre y feliz enamorado.

Son las 6 de la mañana ya,

y mi viejo despertador, ya ha sonado,

tan solo estaba dormido soñando,

y que mala suerte la mia,

porque de pensar que era verdad lo que vivia,

no era verdad lo que sentia.

Eran mis tristes sabanas viejas,

que solamente, las que conmigo dormian.


Todos los derechos reservados

a nombre de Jorge banda©® Septiembre 2009-2011.

Friday, January 14, 2011

Pendón de Amor.

Pendón de Amor.


A dueto

Ana Mar Moreno.
y

Jorge Banda.


Son las voces interiores
las que nos hacen vivir,
son perfumes de azahares;
los que entre la esencia de tu alma
me llevan a la calma, amándote.

Se con seguridad, que en el ocaso de mis días
y en el brillar de una estrella,
encontrare la huella de tus pasos,
y el dulce néctar de tus besos, esos
que como roció de luna,
brillaran, como una lagrima perlada.

Porque tú eres la más bella
mi princesa y Doncella,
con la dulce miel, derramando siempre,
y si un día, tus pasos se pierden entre el horizonte del olvido,
recuerda siempre, cuanto te amo…

Tu el mas mozo y valiente,
Capitán de los siete mares,
ese que atrapa sirenas y derroca piratas,
que te mantienes firme, en el ocaso de mis tristezas
y en el lecho de mi muerte.

Y de tu muerte, nunca dejarte partir sola,
porque me iré contigo,
tomados de la mano
juntos, entre las olas.

Y yo,
me asire de tu pendon,
levantare anclas; empuñando tus manos,
alas de mi corazon, dueño y señor de mi vida.


Porque aun en mi partida,
me iré amándote, hasta el final de mis días
y de nuestros días, seremos aire y brisa,
seremos el cantar y la risa
y también seremos el sol que brilla,
en el horizonte que declina.

Anunciando nuestra Hermosa Unión.

Tuesday, November 2, 2010

Cuando Yo Muera.



Yo pienso que cuando yo muera
nadie se dará cuenta
ni nadie se pondrá triste,
solo harán una fiesta con los mejores vinos
y con la mejor música,
Y los gritos y risas inundaran mi capilla
donde mi cuerpo yacerá inerte.

Yo pienso que cuando muera,
ni los gallos se oirán cantar
y los pájaros volaran muy lejos,
la noche tal vez no llegara
ni tampoco el viento soplara y quizás,
tampoco los relojes caminaran,
porque nadie querrá saber
que he muerto ya.

Tal vez fui escoria, o tal vez fui piltrafa,
quizas fui vergüenza, o quizas lo fui todo,
como la inmundicia sucia de este mundo
donde siempre sufrí dolor
y de amor vague como un vagabundo.

Por eso cuando yo muera,
todo será alegría
y todo será canto,
habrá risas y carcajadas en vez de llanto,
porque al fin ya me he ido
y no seré mas ya el que ha sufrido.

Como me duele pensar
que todo por lo que luche, nada coseche,
tan solo el desprecio,
el desprecio de todo el mundo,
que convirtieron mi vida en nada,
en una vida desilusionada.

Si puedo sentir sus miradas
y escuchar sus cuchicheos, pero los oigo
juzgándome y condenándome, solo eso,
solo los oigo pero no siento,
porque mi cuerpo ya está muerto.

Sigo pensando una y otra vez,
que cuando yo muera nadie sabrá,
solo mi conciencia y mi espíritu
y mi triste alma que conmigo se ira.

Y que bueno que pienso así
para no herirme yo mismo y ni tampoco
hacerme falsas ilusiones,
no sé como vaya a morir, sí solo,
o tal vez acompañado, solo se,
que lo que plasmo lo siento así
y de los miles de amigos que yo tengo,
ninguno vendrá a mi velorio
mucho menos a mi entierro.

Como duele.



Como me duele saber, que aun te sigo amando
y que entre el canto de los pajarillos
aun puedo escuchar tu voz que me ama,
y yo, este quijote que te sigue esperando
extiende sus brazos entre la nada
donde aun vive tu esencia.

Dime porque te has ido lejos de mí,
dime porque, si dentro de ti se que aun hay amor
ven y dámelo nuevamente,
para que mi alma se regocije
como el día con el sol.

Como me duele saber que aun te sigo amando
y que tus besos, yo ya no los pueda ya tener,
y aunque he buscado incesamente mil maneras
de que vuelvas a sentir mi querer,
tú cierras tu corazón, tal vez ya,
tú no me puedes querer.

He dejado para ti entre el silbar del viento
una y mil palabras de mi amor,
para que si llegas algún día a leerlas,
sepas cuanto aun te quiero yo.

Porque en mi alma, construí los más bellos deseos
y hice nacer las más bellas ilusiones,
que por ti llene los candelabros de mi esperanza
con la sonrisa de tus labios,
esos, que alguna vez besaron los míos.

Y que dejaron de llamar mi nombre,
el día, que nos dijimos adiós.

Cambios.



Dame un momento
y te diré como te he extrañado,
porque desde que deje de ver tus pasos
en medio del polvoso camino del olvido,
ya nada es igual para mí,
porque han cambiado los días, han cambiado las horas,
han cambiado los cantos de las aves
y más, que ha cambiado mi vida.
Tú fuiste la luz de mis ojos,
tú fuiste el lucero que alumbro mi esperanza,
fuiste el brillo de un sol en verano
y fuiste la ternura de una madre amamantando,
por eso hoy te digo, cuanto te he extrañado
y si no te dijera lo que siento dentro de mí,
tal vez sería un alma muerta,
de esas almas, que no tienen sentimientos.
Porque sus sentimientos han muerto,
cuando la palabra te quiero
dejo de oírse de tus labios.